lunes, 26 de agosto de 2013

Londres - Barcelona - Londres - Rangún





A poco menos de dos semanas de nuestro trasladado a Myanmar, hemos pasado ocho días fantásticos en Barcelona con mi madre, hermano y toda la familia. 

Ya de entrada, Rubén se quedo encantado con ver a su querida Yaya y con el regalo que le hizo... Un piano de cola de juguete! Aquí lo podéis ver haciendo sus primeros pinitos musicales.


Los primeros días fueron algo vertiginosos, con una visita a nuestra casita (casi acabada) en el campo y donde teníamos guardadas todas nuestras pertenencias que nos trajimos de Malasia en el 2008... Y que nunca llegamos a desempaquetar o disfrutar por falta de espacio! Pues, ahora, las cajas ya van de camino a Myanmar, donde les podremos sacar el polvo por fin.



Después de que se fueran los de las mudanzas, nos fuimos a uno de los restaurantes del pueblo local a disfrutar de una buena comida, Spanish Style!


Y por la noche nos premiamos con una estancia en un precioso hotel rural de la zona, Mas del Rei. Lo recomendamos!


De regreso en Barcelona, nos reunimos toda la familia para ponernos al día y, como no, para comer! Tapas, paellas y hasta pastel de cumpleaños para celebrar el cumple de mi tía Isa... Rubén se lo paso bomba jugando con sus primas.



Y el resto del tiempo, relax, paseos por el parque y, cuando nos ha dejado el peque, alguna que otra siesta... 




Ahora ya de vuelta en Londres, nos quedan apenas 11 días para que llegue el once de septiembre - la Diada de Cataluña, el aniversario de boda de mis padres, el nombre del parque de al lado de casa en Esplugues, el día de nuestro traslado desde Londres, a Rangún. Una fecha histórica!