martes, 26 de junio de 2012

Una cita con Aung San Suu Kyi




Seamos realistas. Los Lunes son normalmente un rollo: que si el primer día de trabajo después del siempre corto fin de semana, que si reuniones, que si emails, llamadas de teléfono... 


Pero de vez en cuando, como por arte de magia, ocurre algo especial. Y ayer fue uno de esos Lunes mágicos.


Organizamos una recepción y charla en honor de Aung San Suu Kyi, Nobel de la Paz e icono mundial, mujer símbolo de los valores de la libertad y la democracia. Como sabéis, Aung San Suu Kyi está de recorrido por Europa (su primer viaje oficial desde el fin de su arresto domiciliario en 2010) y ahora está en Londres. 


El evento de ayer fue uno de los pocos eventos públicos que ha ofrecido durante su visita al Reino Unido - y qué privilegio que lo hemos podido organizar nosotros!


Cuando Daw Suu entró en la preciosa sala del edificio de los Royal Horseguards, irrumpimos todos en un super caluroso aplauso. Esta mujer - chiquitita, elegante y guapísima a los 67 años - tiene un aura enorme. 


En su charla, nos habló - a un público de unos 150 invitados - sobre los cambios por los que atraviesa su pais (Birmania), sobre las oportunidades y sobre las dificultades y retos que una transición tan grande conllevan, sobre la importancia que tienen la educación  y la cultura en crear las mentes libres e independientes del futuro. 


Nos hizo sonreir (tiene un gran sentido del humor, lo cual me sorprendió), pensar, reflexionar y hasta nos emocionó con sus palabras. Nos lleno de su entusiasmo y de su humildad. Ni una sola alma en el público se acordó de los Blackberries, IPhones, Facebook, Twitter, emails... Nos dejó a todos embobados.


Después de su inspiradora charla, vino la guinda del pastel: recorrió toda la sala y nos dedicó una cantidad de tiempo generosa para hablar con casi todos de nosotros, unos a uno. Si no lo había conseguido ya con su charla, su acercamiento y amabilidad nos acabó de enamorar a todos. 


En la foto, posa con tres compatriotas que están haciendo estudios de Postgrado en el Reino Unido. "Este ha sido el mejor día de mi vida" - me dijo uno después de que les sacara la foto. Para mí, no sé si el mejor, pero uno que no olvidaré, seguro que sí!

lunes, 4 de junio de 2012

Mayo 2012 - un mes de viajes sin parar!


Madre mía, ya ha pasado más de un mes desde que escribí la última vez. La verdad es que Mayo ha sido un mes relámpago - han pasado tantas cosas que nos ha pasado sin darnos cuenta...

Aquí os dejo un resumen fotográfico (no necesariamente en orden cronológico!).

Estuve en Washington DC y Nueva York por trabajo, me gustó mucho, fue mi primera visita a los EEUU. En NY, donde sólo pasé unas horas, me encontré con mi amigo Marc. Sólo nos vimos 45 minutos, o sea que tuvimos que comer y hablar muy rápido! Me supo a poco pero me encantó verle...


 Este mes se celebran los 60 años del reinado de Elizabeth II. Es tradición que le gente lo celebre en las calles, con fiestas en los diferentes barrios con los vecinos o "street parties" como las llaman aquí. A nosotros nos invitaron a una en Westminster (cerca del Big Ben y Westminster Abbey), donde viven unos amigos. Nos lo pasamos muy bien (sobretodo Rubèn!) y Sebastian tocó con una banda local!





También estuvimos en Gales unos días, en casa de nuestros suegros... hacía mucho que nos los veíamos y Rubèn se lo pasó en grande con tanto espacio en medio del campo. Ah... y su abuelo plantó un árbol en el jardín en su honor!






Más viajes... pasamos cinco días en Bruselas y Luxemburgo, donde Sebastian tenía unos conciertos. Los conciertos fueron genial, nos lo pasamos muy bien viajando juntos, y además, resultó que en Luxemburgo tengo a una vieja amiga del grupo de amigos que tenía en Taiwán. Hacía como 15 años que no nos veíamos! Conocí a sus dos hijos que son encantadores, y nos lo pasamos estupendo poniéndonos al día mientras paseábamos por el casco antiguo de la ciudad...

Ah! Y Rubèn descubrió la comida china... en Bruselas! Qué raro, no?






Y de Bruselas y Luxemburgo.... a Barcelona! Viajamos una semana a casa para ver a la familia. Fueron unas vacaciones muy cortas, tan cortas que ya hemos reservado unos días para volver en Septiembre.

Hacía un tiempo divino y disfrutamos mucho del sol, de la familia, de la playa... y como no, Rubèn es el que se lo pasó mejor, descubriendo todo con esa ilusión y fascinación que tienen los niños por todo. Su pasión, si no lo habéis adivinado por las fotos, son los coches, o cualquier vehículo o artefacto con ruedas... lo suyo es verdadera PASIÓN!

Después de un mes de locura, volvemos más o menos a la rutina en Londres. Aunque a finales de Junio también tenemos un vieajecito... more soon!