lunes, 27 de junio de 2011

Cinco semanas ya...

Madre mía, no sólo vuelan los días, sino las semanas! Ya hace más de cinco semanas que nos trasladamos a Londres, parece mentira...


Muchos de vosotros ya os habréis dado cuenta de que, desde que nos vinimos a vivir aquí, y sobretodo, desde que empecé con el trabajo, apenas escribo y apenas puedo visitar o dejar comentarios en vuestros blogs. La verdad es que nos faltan horas y los días, las semanas, se nos hacen demasiado cortas.


Me levanto super temprano para poder estar un ratito con Rubèn antes de irme, y poder llegar a la oficina antes de que comience la locura de reuniones, llamadas de teléfono, correos e improvistos. Al volver a casa, me gusta aprovechar el par de horitas que tengo con mi peque antes de que se duerma y después, el otro ratito que me queda del día para cenar y acurrucarme en el sofá con mi Sebastian. Hacia las 10 de la noche, 10.30 como mucho, caigo redonda!


Pero a pesar del frenesí de esta nueva vida, no nos podemos quejar. Vivimos en una de las ciudades más bonitas del mundo, en un barrio que nos encanta, tengo un trabajo interesantísimo (con vistas del Big Ben y el sonido de sus campanas cada mañana!), Sebastian ya está planeando nuevos proyectos y... en fin, estamos juntos, que es lo más importante.

Y como dicen que una imagen vale más que mil palabras, os dejo con unas cuantas de esta última semana. Hemos tenido las visitas de nuestros buenos amigos Yuta, que visitó Londres desde Taiwán, y José Mª, desde Manchester. Rubèn crece a pasos agigantados... gatea como un loco, se agarra a todo para ponerse de pie y ya le asoman los dientes de arriba!

















domingo, 12 de junio de 2011

Nueva Rutina


Atrás se quedan los días tranquilos en Barcelona, aquellas maravillosas vistas del mar que tanto echamos de menos...

... ahora el día a día combina la locura de la gran metrópolis que es Londres entre semana - el metro cada día para ir a trabajar, caminar por el centro de Trafalgar Square, lleno de turistas, de camino a la oficina, reuniones, prisas, ruido...

... todo ello en contraste con la tranquilidad de Hampstead, el aire más fresco que en él se respira, las casas pintorescas (como ésta) que llenan nuestra calle...

... los paseos por nuestro barrio, lleno de rincones interesantes, como el cementerio de una de las iglesias locales...

... y entre mis cosas favoritas, Hampstead Heath, un bosque lleno de lagos, senderos, naturaleza. Justo al lado de casa, ideal para perdernos en él los fines de semana y evadirnos del "mundanal ruido"...

Y lo mejor de todo: cuando llega el fin de semana, pasar día y noche con mis chicos. Estar separada de ellos durante las horas de trabajo es lo que se me hace más difícil, me costará acostumbrarme.


martes, 7 de junio de 2011

Trabajo con vistas

Empecé mi nuevo trabajo. Lloré al despedirme de mis dos chicos ayer, el primer día. Almenos tengo unas bonitas vistas desde mi oficina para hacerme sentir un poco mejor.

sábado, 4 de junio de 2011

Los primeros días en Londres...


Ya estoy aquí!

Bueno, ya hace casi dos semanas que estamos en Londres, y vaya dos semanas! Hemos tenido que hacer mil y una cosas, imaginaos, como empezar una nueva vida desde cero: desde comprar de todo para el mini apartamento donde vivimos (y cuando digo "de todo", realmente quiero decir "DE TODO": cuna, cochecito, cubiertos, ollas, toallas, sábanas, estanterías extras, TV, DVD...), hasta instalar la conexión de internet, abrir cuentas de banco, contratar líneas de móvil, etc.

Mucho trabajo, pero poco a poco todo empieza a estar "en su sitio" y cada día nos sentimos más instalados. Para Rubèn el cambio ha sido radical y duro, el pobre hasta se puso enfermito los primeros días. Pero por suerte está mucho mejor y disfruta su nueva vida, y sobretodo, sus paseos, en Londres.

Han sido dos semanas intensas, pero nos gusta estar aquí. Aquí tenéis alguna que otra fotilla de estos primeros días:

Rubèn conoció al fin a sus tíos y primas por parte de padre, que además son nuestros vecinos! Aquí lo tenéis, disfrutando de los mimos del Tío Tai-Shan.

Como véis, cada vez está más grande. Aquí está estrenando su trona nueva (no estaba muy convencido al principio!)

No, no le metimos la cabeza en un pote de pintura. Es una loción que nos recomendó el médico para unos picores que tenía en la cabeza!

Y como no, el partidazo de Wembley! No teníamos ni tele ni internet aún, así que nuestros amigos Marisa y Álex (Marisa es la de la foto) - que estuvieron en Wembley en vivo y en directo - nos lo tuvieron que retransmitir por SMS! Aquí estamos Marisa y yo, horas antes del partido, vestidas para la ocasión, en una de las calles de nuestro nuevo barrio...


Y en este pequeño video podéis ver un poquito más sobre nuestros primeros días en Londres. Pronto os contaré curiosidades varias sobre nuestro barrio: Hampstead!


Untitled from Susana Galvan on Vimeo.