jueves, 18 de agosto de 2011

Una belleza de Hodgkin...


Qué alegría! Hace unos días, tuvieron que reemplazar el cuadro que tenía al lado de mi escritorio en la oficina, y me dieron la opción de elegir otra pieza de nuestra Colección. Casi me caigo de la silla cuando, al visitar el taller-almacén donde guardamos todas las obras de la Colección, veo que un cuadro (por supuesto original) de Sir Howard Hodgkin, uno de mis pintores contemporáneos favoritos, estaba disponible!

Pues sí, ahí lo tenéis, el increíble "Still Life in a Restaurant" de Hodgkin, luciendo y alegrando mis días de trabajo. No sabéis qué sensación tan increíble es llegar a la oficina por las mañanas y ver esta belleza, y tenerla a mi lado todo el día. Tener estas obras de arte tan al alcance es una de las cosas que más me gustan de trabajar donde trabajo... es un privilegio.



Y nuestro peque sigue creciendo y adaptándose cada vez más a su vida Londinense (al igual que nosotros). Está muy contento, muy grande, y ahora ya con 9 meses, está a puntito de caminar. Qué peligro!


Esta semana ya lo registramos para que empiece la guardería a finales de Septiembre. Estamos ilusionados y esperamos que él lo disfrute, que es lo más importante.


Un saludo y que disfrutéis de lo que queda de verano. Que sepáis que os sigo leyendo, aunque sea en "silencio", por falta de tiempo!







9 comentarios:

  1. EStá enorme, madre mía.
    Tengo mucha curiosidad por saber dónde trabajas, cotilla que es una. Me pregunto que trabajo es ese en el que puedes elegir la obra de arte para poner en tu oficina
    Pol también tiene el libro de la última foto (el chino,no, claro) y le encanta. Eso que haga ruido y que le imites el ruido de los animales es lo más

    ResponderEliminar
  2. Estaba preocupado por los incidentes y qué tal estaríais. Ya veo que bien.

    Ya no le puedo llamar el enano. jajaja.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. No puedo imaginar una oficina donde me den a elegir piezas de arte para disfrute personal... es el paraiso!
    Ruben está precioso.Besos

    ResponderEliminar
  4. Qué altísimoo!!! Sigue los pasos de su padre!! Te ves guapa en la foto y sobretodo feliz!! Transmites mucha felicidad Susana!! Me alegro mucho que el cambio haya ido bien!!
    Un abrazo!!!
    :)

    ResponderEliminar
  5. en la primera foto muy guapo.. pero..

    qué está leyendo en la segunda??? tan atento!

    y el piano, tirando hacia la música, como su papá..

    pero.. aquí no engaña.. cómo se puede tener esa cara de pillo!!!!!!!!!! jajajaja.. que nos ponías las fotos de "niño bueno" pero Rubén es tremendo!!

    besos (y sí, el Hodgink es una maravilla pero si pones fotos de la maravilla de carne y hueso.. ya no me da para comentar otra cosa)

    ResponderEliminar
  6. Se te ve feliz con tantos cambios, pero claro tu vas a mejor!!

    ResponderEliminar
  7. ai que grande esta!esta hermoso.
    Que rapido pasa el tiempo verdad?

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. qué bien se os ve, Susana!!!

    (Por cierto, estuve en manchester hace un par de semanas- durante los riots- y me acordé de ti cuando a mi novio le encantaron los cuadros de LS Lowry)

    ResponderEliminar
  9. Wooow, creo que debo ponerme al día contigo:Manchester, rodeada de obras de arte y el peque ya no es tan peque... El tiempo pasa tan rápido que asusta.
    Alguien dice por aquí que te ves feliz... Coincido totalmente.
    Besos y enhorabuena vecina,
    Vero

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por "Tres Cosas Hermosas" y dejarnos un comentario!