domingo, 12 de junio de 2011

Nueva Rutina


Atrás se quedan los días tranquilos en Barcelona, aquellas maravillosas vistas del mar que tanto echamos de menos...

... ahora el día a día combina la locura de la gran metrópolis que es Londres entre semana - el metro cada día para ir a trabajar, caminar por el centro de Trafalgar Square, lleno de turistas, de camino a la oficina, reuniones, prisas, ruido...

... todo ello en contraste con la tranquilidad de Hampstead, el aire más fresco que en él se respira, las casas pintorescas (como ésta) que llenan nuestra calle...

... los paseos por nuestro barrio, lleno de rincones interesantes, como el cementerio de una de las iglesias locales...

... y entre mis cosas favoritas, Hampstead Heath, un bosque lleno de lagos, senderos, naturaleza. Justo al lado de casa, ideal para perdernos en él los fines de semana y evadirnos del "mundanal ruido"...

Y lo mejor de todo: cuando llega el fin de semana, pasar día y noche con mis chicos. Estar separada de ellos durante las horas de trabajo es lo que se me hace más difícil, me costará acostumbrarme.


6 comentarios:

  1. Los cambios siempre al principio son complicados.

    Me parece lógico que eches en falta la vida de Barcelona y, sobre todo, tener que trabajar no es nada bueno. jajaja.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pensa pero en lo afortunada que has estat podent passar el temps que has passat sense haver de treballar, i estar i gaudir del teu petito durant tant de temps... canviaries la meva baixa laboral de 8 setmanes per lo teu?
    -sempre hi ha un pitjor!, que diuen, hehehehe...un petonas i anims

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa!
    Menos mal de los fines de semana...cuesta tanto coger la rutina...y más siendo tan pequeño Rubén todavía...pero todo llegará y en un plis tendrás el cambio interiorizado.

    Aiii...un abrazo!! x3!
    :)

    ResponderEliminar
  4. que bien sienta un paseito por el bosque con buena compañia eh!!yo voy cada dia,que gusto da respirar por ahi.
    El peque esta precioso.

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Es muy dificil separarse de los seres queridos aunque sea por una horas, pero a todo se acostumbra uno, los fines de semana se cogen con un ansia que parece que faltan horas, pero ya te digo todo se supera, solo falta voluntad por parte de todos.

    Buena semana a todos, un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Rubén.. está para comérselo! qué guapo!!

    la verdad es que te pilla en un momento en el que el niño es tan peque aún!! pero, ánimo.. y lo único medio bueno que tiene es que disfrutas a tope los ratos juntos

    besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por "Tres Cosas Hermosas" y dejarnos un comentario!