jueves, 17 de marzo de 2011

Ahora mismo, no encuentro las cosas hermosas...

Es difícil encontrar la motivación o el entusiasmo para escribir sobre "cosas hermosas" cuando cada día estamos viendo la devastación y desolación totales que está viviendo Japón.

Si como el terremoto y tsunami gigantescos no hubieran sido suficientes, ahora la nación y posiblemente el mundo se enfrenta a una seria amenaza nuclear. Reconstruir el país y proteger las vidas que se ven amenazadas va a ser muy difícil.

El mundo está lleno de problemas y de terribles eventos, pero un desastre natural de esta magnitud y con tales consecuencias la verdad es que me ha impactado mucho.

En fin, que si no me véis mucho por la blogosfera estos días, ya sabéis por qué.



12 comentarios:

  1. de verdad que si que es horrible!!ya tenian poco ellos y aun encima esto de lo nuclear..pobre gente,cada vez que oigo o leo algo se me pone la piel de gallina por Dios..ojala que no pase nada mas grave porque creo que ya es suficiente jolin,que acabe ya!

    Un besote y un abrazo muy grande para vosotros

    ResponderEliminar
  2. Hoy me metí en un cine a ver si me distraía un poco y no he podido ni sonreir.
    Las imágenes son tremendas pero las de los niños me estrujan el alma.

    Hay una jóven japonesa que pide hagamos una grulla por japón.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Susana, no me extraña que estés así, yo los primeros días hasta soñaba por las noches con el tema, ahora me paso el día pendiente de las nuevas noticias referentes a los reactores. Me da una pena inmensa los hombres que se están sacrificando por tratar de enfriarlos....
    Intenta animarte que tu peque te necesita contenta!
    Un beso muy fuerte!!!

    ResponderEliminar
  4. Susana comparto tu reflexión. Lo más duro es que para el sistema lo malo es la economía, las bolsas y el negocio de las nucleares. El resto no importa.

    besos desolados

    ResponderEliminar
  5. Jenny, es complicado todo lo que está pasando. Yo también querría que todo se arreglase, pero lo mires por donde lo mires, el panorama está mal... un terremoto tan enorme puede traer más terremotos en Japón o en otras partes del mundo, ya que las placas tectónicas están conectadas. A nivel de reconstrucción, Japón lo va a tener muy duro. Están con una deuda internacional muy grande, o sea que van a depender mucho de la ayuda que reciban de fuera o de empresas privadas. Y en cuanto a la amenaza nuclear, me da la sensación que no nos cuentan toda la historia o la gravedad real. Están evacuando a todos los extranjeros del país, y Japón no parece capaz de poder controlar la situación.

    ResponderEliminar
  6. Cantares, sí, ver a los niños es muy duro y triste. Encima ahora también están muriendo muchos ancianos debido a la falta de calefacción y de agua. Encontraron a 128 ancianos en estado de coma (muchos de ellos murieron a posteriori)en un hospital cerca de la central de Fukushima. El personal médico los dejó atrás, presas del pánico supongo, e incapaces de encontrar ayuda o de llevárselos con ellos. Una escena apocalíptica, te imaginas?

    ResponderEliminar
  7. Hola Vane... lo de los trabajadores intentando enfriar los reactores en plan suicida es super triste además de patético. No es la solución. Ni tampoco es la solución que los helicópteros esparzan agua por encima como si se tratara de un incendio forestal. La comunidad experta en energía nuclear internacional está criticando mucho cómo están llevando el tema. Japón tiene que hacer un análisis de lo que está ocurriendo REALMENTE en esas centrales, compartir la información con la comunidad de expertos y encontrar una solución de acorde con la realidad y gravedad del problema. Enviar a 50 empleados en plan kamikaze no es la solución y tampoco es justo.

    ResponderEliminar
  8. Txema, tú lo has dicho. Y por lo menos Japón es importante para la economía internacional, y éso almenos atrae la atención de países que tienen la capacidad de ayudar. Ya ves lo que pasó en Haití, por ejemplo...

    ResponderEliminar
  9. es horrible y no podemos dejar de pensar en ellos y cómo lo están viviendo.

    a mí me asustan mucho las catástrofes naturales.. y las nucleares (tuve pesadillas AÑOS después de chernobyl) pero..

    hoy iba a escribir en el blog sobre Japón.. aunque no deje de pensar en muchas cosas aunque parezca imposible sonreír... resulta que es necesario para poder enfrentarnos a lo que viene..

    además como dijo ayer Ana Pastor, refiriéndose a un momento complicado de la entrevista en Irán, en Buenafuente (tiene un bebé de cinco meses) "pienso en él y paro o pienso en él, en el mundo que le estamos dejando y sigo"..decidió seguir.. tenemos que seguir... y por negarnos a la vida, a la alegría no vamos a cambiar las cosas sino, quizás, empeorarlas..

    y después de sentirme una chunguipunset.... no dejes de sonreír, de buscar cosas buenas, de tratar de aportar en la medida que necesites y creas necesario y, sobre todo, en enseñarle a Rubén las cosas hermosas que le rodean.. que, como sabes, de las otras.. se acaba enterando, siempre

    besos guapa..

    ResponderEliminar
  10. Gracias Maba, me ha gustado mucho tu mensaje y tienes toda la razón. Rubèn desde luego es una gran alegría en nuestras vidas y una motivación para mantenernos positivos y optimistas en circunstancias que no ayudan. Gracias, guapa y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  11. Sinceramente una TRAGEDIA, pero la naturaleza en si es tragica, y es muy difícil luchar contra ella. Solo podemos intentar huir cuando se revela.
    Es lamentable ver el sufrimiento de todas esas personas, yo no puedo, se me pone un nudo en la garganta.

    Siguen habiendo cosas hermosas y eso es lo que tienen que enseñar a Ruben, como dice Maba de las otras.. se acaba enterando


    FELIZ FIN DE SEMANA
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. un beso enorme SUSANA, y todo el ánimo del mundo, creo que todos estamos con el corazón y la mente más allí que nunca!!

    muchos besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por "Tres Cosas Hermosas" y dejarnos un comentario!