viernes, 20 de agosto de 2010

Segunda semana en Inglaterra

Parece mentira cómo pasan los días... ya es Viernes y cumplimos una semana y media en el Reino Unido.

Ha sido una buena semana, no ha hecho tanto frío y hemos visto el sol y el cielo azul a menudo. El proyecto en el que estoy trabajando es muy interesante y mis compañeros de equipo me están tratando de maravilla. Sebastian anda ocupadísimo entre música, haciendo encargos (compras, registrándonos con médicos, acompañándome y recogiéndome de la oficina cada día... es como empezar una nueva vida de cero, aunque sean sólo dos meses!) y cuidando de la casa y de mí, que cada vez me cuesta más moverme!

Tres de mis compañeras (a las que ya conozco hace años por el trabajo: una irlandesa, una ukraniana y una búlgara) me llevaron a un fantástico restaurante japonés como "bienvenida" a la oficina, y para ponernos al día de nuestras vidas, de proyectos, de cotilleos... en las fotos nos podéis ver a punto de disfrutar de unas completísimas "bento boxes" japonesas! Echaba de menos la comida asiática... tengo que volver a ir con Sebastian, ya que le encanta la comida japonesa.

Por lo demás seguimos muy bien, los días se nos hacen cortos y nos faltan horas para poder hacer todo lo que queremos hacer. Pero estamos contentos, con ganas de disfrutar estos dos meses y con ganas también de volver y prepararnos para la llegada del pequeñín.

Por cierto que aquí duermo muy bien, me despierto más descansada y con más energía. Es lo que tiene estar en un país más fresquito. Nos perdemos la playa en Agosto, pero no pasamos calor y se gradece, ya que este último mes en Barcelona sufrí mucho con el bochorno... imaginaos que hay días que hasta ponemos la calefacción por la noche un rato y todo.

Ah! Y mi compañera de trabajo, que es un cielo y hace unos meses tuvo una nena preciosa, me ha prestado este "juguete": con él puedo oir los latidos del corazón de Rubén, es como esos "scanners" de sonido que utilizan en la Seguridad Social, pero menos sofisticado. Se escuchan los latidos perfectamente! Y junto al "doppler"... el libro que me estoy leyendo: "1001 películas que debes ver antes de morir". Atención a la portada, Maba!


9 comentarios:

  1. Me encanta cómo lo cuentas, lo estáis pasando de la forma más feliz y sosegada posible. Aunque sosiego poco, con todo lo que estáis haciendo estos días ¿eh? jajaja
    Estás muy guapa en las fotos, y el chisme ese para escuchar los latidos debe ser una pasada. Tengo poco conocimiento de embarazos y no tenía ni idea de que existiera algo así.
    ¡Frío por la noche! Eso ayuda mucho a descansar, aquí en Barcelona hace mucho calor, aunque yo duermo igual de tapada (soy un poco rara para las temperaturas xD)
    Muchos besos y a seguir así de bien!

    ResponderEliminar
  2. Me quedè alucinando con ese aparatito que te permite oir los latidos de Rubèn las veces que quieras.
    Que maravilla!
    A mi tambièn me encanta la comida japonesa, Dashi, se llama mi restaurante favorito y tienen entrega a domicilio :)
    Me alegro que descanses bien, aprovechà ahora que luego Rubèn te darà serenatas nocturnas, jaja
    Un beso grande para cada uno

    ResponderEliminar
  3. Cómo mola ese cacharro, con la ilusión que dá escuchar los latidos del corazón del bebé...
    Me alegro de que estís tan bien!

    ResponderEliminar
  4. En tu estado desde luego este frequito ha de ser una bendición ;)

    ResponderEliminar
  5. El aparato me ha sorprendido mucho...Que curioso!!Que bien que todo vaya "viento en popa"!!..La verdad es que se debe agradecer que en agosto se esté tan fresco por ahí...Y sobretodo en tu estado, que debe ser más incómodo aún...un beso

    ResponderEliminar
  6. Gracias Sonix... la verdad es que me gustaría contarlo todo mejor, pero me falta tiempo! Y gracias por lo de guapa, me veo gordísima, pero es una gordura feliz! El aparatito es genial, los había visto en la consulta del médico pero no sabía que los hacían de uso doméstico! Se oye super bien el corazón, hace mucha ilusión.

    Ay Cantares, la comida japonesa es mi debilidad! Me encanta! Lo malo que ahora con el embarazo no puedo comer sushi o sashimi ya que el pescado crudo es peligroso para el bebé. Pero puedo comer tempura, udon noodles, los bento box o sushi vegetariano... mmmm!!!

    Gracias Danygirl... hace muchísima ilusión. Cada noche antes de dormir lo conectamos y lo escuchamos... es muy bonito.

    Hola Susana... bendición total!

    Hola Mariposa... es que cada vez me cuesta más moverme, y la verdad que con el calor se sufre mucho. Aquí duermo mejor y no voy tan agobiada. Es la parte buena de perdernos parte del verano!

    ResponderEliminar
  7. pues nena, te la estas pasando increiblemente bien!.. sancandole jugo hasta a la menor cosa, es lo importante.

    un abrazote y diviertete muchisimo!

    ResponderEliminar
  8. Pues no habéis tardado nada en asentaros por allí, qué velocidad, jeje, ya se os ve muy adaptados! Qué bien lo del fresquito hija, por aquí hemos llegado hoy a los 38 gradosssss!!!!!

    Ahh y del doppler oí hablar en internet cuando estaba embarazada pero por aquí todavía no se conoce mucho así que supongo que será bastante carillo. Qué guay que te lo hayan prestado!! es un alivio porque así puedes saber por ti misma que todo va bien y no esperar a la siguiente ecografía. Yo me habría pasado todo el día con los cascos puestos!

    besitos

    ResponderEliminar
  9. Susana :) Que alegria volver a leerte. La verdad es que ya he semivuelto de mi retiro veraniego en el pueblo, y al final dos meses sin wifi no se han pasado tan lentos como esperaba.
    Me he metido nada más llegar a blogger a tu blog esperando ver ya al pequeño Rubén, pero pensándolo me he dado cuenta de que aún te queda un pelín, menos mal porque no me hubiera perdonado no felicitarte en "directo" por el bebé.
    Leyendo tu anterior entrada me queda más claro esta, como es obvio. Me alegra que os hayais ido a Inglaterra, siempre ha sido un país que me fascina y en el que me gustaría vivir una temporada, eso si, con comida española porque aborrezco la inglesa. Además, la casa es preciosa. Se ve que a Sebastian le ha gustado el mismo rincón que a mi por las fotos, el de la cristalera con el sofá rojo.
    Espero que el resto del verano lo hayas pasado bien, y no te preocupes que me intento leer tus actualizaciones para evitarte largas explicaciones, aunque no prometo nada. Un beso enorme :)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por "Tres Cosas Hermosas" y dejarnos un comentario!