miércoles, 10 de febrero de 2010

Ay, qué haríamos sin los dentistas?


Pues ya no hay escapatoria... hoy me toca ir al dentista! Después de una semana con dolores, calmantes y antibióticos... tengo que armarme de valor, abrir la boca y permitir que el dentista de mi pueblo me torture con todas esas herramientas afiladas, relucientes y amenazantes que tanto caracterizan a esta profesión.

Y todo ésto me recuerda a una escena de una película que siempre me encantó: Little Shop of Horrors. En ella, el cómico Steve Martin interpreta a un dentista sádico que disfruta aterrorizando a sus pobres pacientes, mientras se "dopa" con gas de la risa.

Pues mientras yo me voy camino a la silla de la tortura, aquí os dejo con esta escena que aunque divertida, ahora me recuerda muchísimo a la realidad que me espera.

A todos los dentistas (especialmente a mi amiga Marisa, dentista con manos de ángel, que ojalá me pudieras atender tú!), por aliviarnos los males de la boca y por causarnos gran pánico al mismo tiempo... a vosotros os dedico este video.

Y a aquellos que han tenido que pasar por las manos de un dentista recientemente... como Cantares, por ejemplo... para que os haga sonreir!


13 comentarios:

  1. no puedo con el momento dentista!!

    ánimo..

    lo peor es el ruido, para mí

    besos

    ResponderEliminar
  2. Ya... el ruido es terrorífico! Mi amiga Marisa la dentista seguro que se está riendo pensando que somos unas caguetas!

    ResponderEliminar
  3. Escenas como estas, al final, aumentan las fobias, ja ja... el mes de noviembre tuve que vencer yo tambien mi irracional pánico a los dentistas!! Afortunadamente, como dices, gracias a ellos estamos mucho mejor!
    Un beso. Bea

    ResponderEliminar
  4. Tengo muy presente la pelicula :) estoy en manos amigas y continùo con el tema, tengo para varios dìas aùn.
    Por muy manos de àngel que tengan quienes nos atienden, la situaciòn no deja de ser algo intimidante jaja
    ¡Que todo vaya bien!!! Besos

    ResponderEliminar
  5. Jajaajaj, pues a mi no me dan miedo los dentistas, bueno... no todos, que la última que me toco la boca, casi me rompe el labio (qué bruta la tía para abrir la boca...)

    Un beso y ánimo... ya nos contarás ;o)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. QUE TE SEA LEVE ESA VISITA A TU DENTISTA!!YA VERÁS QUE NO ES PARA TANTO!!LO DIGO POR EXPERIENCIA PROPIA!!JAJA...UN BESITO

    ResponderEliminar
  7. Hola Bea... ni que lo digas!

    Ay Cantares... a mí también me quedan días. Hoy ha ido bien y no me han hecho daño pero tengo que volver un par de veces más! Ay!

    Vecina, qué valiente eres. Yo normalmente no tengo miedo a los médicos, y mira que me han hecho cosas, eh? He tenido problemas de todos los tipos... pero con los dentistas, no puedo! Será porque de pequeña me pusieron aparatos y tenía una dentista carnicera que me lo hacía fatal! Para colmo, tenían siempre la radio puesta en la consulta y estaban los dentistas más por la radio que por los pacientes! Imagina que cuando Barcelona ganó las olimpiadas y anunciaron los resultados por la radio, estaba en el dentista y me estaban quitando una muela. Me dijeron: si te duele levanta el brazo... en fin, empezaron a quitarme la muela, y en ese momento Samaranch anunció la candidatura de Barcelona. Todos los dentistas se puesieron a saltar de la alegría, y yo levanté el brazo porque me dolía mucho la boca, pero como se pensaban que lo estaba celebrando también, no me hicieron ni caso! Jajaja! Vaya trauma juvenil...

    ResponderEliminar
  8. Mariposa, gracias. Ha ido bien pero tengo que volver el Viernes... uyyyy...

    ResponderEliminar
  9. ay, susana, ay.. te compadezco!! a mí me dan auténtico pánico. ni uno me va bien. también tengo que decir en favor de los dentistas que mi boca es bien difícil, pero bueno, al menos que no diga el dentista X que un empaste que me ha hecho no me lo ha hecho él. me lo habré empastado yo solita en casa? sonámbula quizás, jajajaja..
    en fin, que el día que dé con uno que me guste hago una raya en el cielo.
    si lo encuentras tú dímelo, que aunque tenga que cruzar media españa voy. jajaja...

    espero que el vienes te sea leve. qué dolor!!

    ResponderEliminar
  10. Mariavc... mi amiga Marisa es muy buena! En serio! Yo no he podido ir a ella está vez porque tuve que ir de urgencias y la consulta de mi amiga me pilla a una hora en coche y era incapaz de conducir con este dolor. Pero si no, iba a ella seguro! Mi familia y muchos de mis amigos van a ella y están todos encantados, hasta mi madre, que tiene VERDADERA fobia por los dentistas! Está en Barcelona... te pilla muy lejos?

    ResponderEliminar
  11. La historia tuya con los dentistas, los juegos olimpicos y la radio es ùnica!!! :) no puedo reir hmmmmm
    Se la voy a contar a mi amiga, aunque le fastidian las bromas de dentistas porque ella es muy cuidadosa.
    Tambièn tengo para rato...... mi problema no es el temor, no tengo nada de temor.
    Besotes
    Ah! cualquier cosa levanta la mano :)

    ResponderEliminar
  12. ¿Qué haríamos sin los dentistas? Pues seríamos felices mi cielo!!!

    Salvo tu amiga Marisa (milagro y regalo del cielo) todos los otros odontólogos son verdugos, comenzando por el mío!!!! (el muy listo me tapa la boca para no escuchar estas verdades!

    Jajajajajajá! Besos Preciosa!!!!

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que ahora mismo no envidio nada tu situación jajajaja.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por "Tres Cosas Hermosas" y dejarnos un comentario!