jueves, 28 de enero de 2010

Recuerdos de Taiwán, Entrega Nº4

(Foto de día del templo de Wikipedia)

Después de regresar de Hualien y el Parque Nacional de Taroko, sólo nos quedaban un par de días para marcharnos de Taiwán. Después de un par de reuniones de trabajo, Sebastian y yo nos escapamos a visitar el Mengxia Longshan Temple (艋舺龍山寺), en la parte más vieja de la ciudad de Taipei, al oeste de ésta.

El templo budista es uno de los más antiguos de la ciudad, construído en el 1738 por colonizadores de Fujian, China. El templo sirvió como lugar de pregaria y lugar de reunión para las comunidades de colonizadores que llegaron de China. Partes del templo fueron destruídas y reconstruídas posteriormente numerosas veces debido a terremotos, incendios y un ataque aéreo de los americanos en 1945, durante la Segunda Guerra Mundial.

Es un templo impresionante y por el que los Taiwaneses sienten verdadera devoción. Impresiona ver la cantidad de gente que llena todos los rincones del templo, a todas horas, haciendo ofrendas y rezando, siguiendo las ceremonias tradicionales budistas.

En el aire se respira un intenso aroma de incienso, el humo del cual llena el aire y da al templo un ambiente muy especial espiritual. De fondo se oyen mantras budistas y el sonido de unas piezas de madera en forma de luna que se utilizan para rezar: éstas se lanzan al suelo y según como caigan, indican a la persona que las lanza cómo proceder con la pregaria, qué tipo de "prayer sticks" (unos bastoncitos que te leen la fortuna guardados en un recipiente especia) hay que sacar del recipiente, qué tipo de fortuna les depara, etc. Son unos rituales muy complicados e interesantes!

Nos gustó el hecho de ver poquísimos turistas, y la amabilidad de los voluntarios que van indicando cómo proceder a los visitantes. No nos pusieron ningún impedimento en tomar fotografías.


El templo, como la mayoría de los templos en Taiwán, venera a una mezcla de divinidades Budistas, Taoístas y deidades populares como Matsu, la Diosa del Mar, que protege a los pescadores, marineros y todo aquello relacionado con el mar, y la gente que vive cerca de él.

La preciosa entrada principal, con esas linternas gigantes chinas flanqueándola, los numerosos grabados, escritos, detalles... un emblemático ejemplo de arquitectura clásica tradicional china.

Fue una tarde muy especial, un broche ideal para rematar nuestro penúltimo día en la isla de Taiwán...

14 comentarios:

  1. Me ha parecido precioso y muy interesante, sobretodo lo de la mezcla de Dioses. Me recuerda a las representaciones de las primeras virgenes y santos en Sudamerica, que mezclaban el arte de la zona con la influencia cristiana. Realmente impresionante. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Leerte no hace sino aumentar mis ganas de conocer toda esa zona... tendré que comenzar a ahorrar. :P

    ResponderEliminar
  3. Es una maravilla, me encantan las fotos. Creo que tengo que darte las gracias por haberlas tomado. Me gusta mucho la del Buda dorado que tienes casi al final. Por cierto, que sí, que estás muy guapa.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Una belleza este post.
    Me llevaste a recorrer, las fotos y el texto magnificos!
    El bello templo es muy impresionante, que bueno que habìa gente que orientara a los turistas.
    Hace unos años, aquì en Buenos Aires entrè a una antesala de un templo budista del barrio chino, las puertas del templo estaban abiertas pero no habìa ninguna persona que me orientara por lo que me quedè mirando desde allì, embelesada era hermoso y en el fondo habìa una enorme estatua del Buda dorado, por respeto no paseè de allì.
    Es muy interesante leer estos relatos,besotes

    ResponderEliminar
  5. A mi también me han gustado las fotos. Están muy bien hechas. Ya me dirás que cámara usas porque soy muy aficionado a la fotografía y aún todavía utilizo a veces una vieja zenit soviética que compre en Leningrado.

    Supongo que las vuestras son digitales.

    Por cierto, que pasé un miedo terrible en el avión. Jajaja


    un beso

    ResponderEliminar
  6. es precioso ese sitio.. y seguro que se respira respeto ahí dentro ..además de incienso..que es decir la palabra y acordarme de la Catedral de Santiago y de los funerales..

    pero seguro qeu el incienso de allá.. no tiene nada que ver con el que se usa aquí...

    besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Eric... sí que tienes razón. Es un templo preciosp y el ambiente muy especial.

    Venga X! A hacer hucha! Si planeas con tiempo, puedes conseguir vuelos super baratos desde London Stansted a Kuala Lumpur con Air Asia.com, visitar KL y Malaysia (es un pais barato) y de ahí volar con Air Asia a Taipei. Si reservas con tiempo puedes encontrar verdaderas gangas!

    Hola Anabel! La de los budas también me gustan mucho... tenemos un montón de videos de este templo. Cuando los edite un poco os enseño alguno! Qué coñazo soy, no? Jajajaja!

    Hola Cantares... a mi me encantaría visitar Buenos Aires, y a mi marido también. Sabes que mi mamá se crió allí? Vivió en Argentina 20 años!

    Hola Txema... las fotos las hemos hecho con una cámara digital de video Sony HDR-HR500. Estamos contentos con ella porque, además de unos videos de mucha calidad, saca unas fotos buenísimas! Algún día me gustaría aprender nociones básicas de fotografía, y sacar "fotos de verdad", me gusta la fotografía!

    ResponderEliminar
  8. Hola Maba... en los templos budistas se quema incienso para pedir algo a Buddha o a los dioses, y para rezar, no se asocia con los funerales como aquí. Que pases un buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  9. Uy Susana, me ha llegado hasta el olor del incienso!
    Tengo una gran simpatía por la religión budista y ese templo se ve chulísimo, los rituales deben ser muy interesantes,

    besitos

    ResponderEliminar
  10. Tambien me he acordado del botafumeiro de Santiago de Compostela! ja ja...
    parece que este viaje además de trabajo os ha dejado algo más de tiempo apra turismo ¿no? Yo me alegro porque tus fotos son impresionantes!
    Un beso. Bea

    ResponderEliminar
  11. Uau! tu mamà en Buenos Aires!!! algùn rastro de porteña te debe haber trasmitido.
    Cuando puedan hacer el viaje seguramente lo disfrutaràn, èsta ciudad tiene mucho para ver.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Hola Bea. Sí, a pesar de mucho trabajo (que también lo disfrutamos), por suerte tuvimos suerte de tener tiempo libre y hacer y visitar cosas. Las fotos... bueno, la cámara, que las saca bien!

    Cantares! Jajaja! Sí, algo de Porteña debo tener! Me encantaría visitar tu país!

    ResponderEliminar
  13. Gracias Susana, yo también soy "fotero". A veces me paso un buen rato para sacar una foto que valga la pena para lo que tengo que hacer varias. Claro que eso es cuando estoy tranquilo y sin nadie que me atosigue.

    besos

    ResponderEliminar
  14. Es simplemente increible ! Me encanta este ambiente tan especial y tus fotos son geniales !

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por "Tres Cosas Hermosas" y dejarnos un comentario!