martes, 17 de noviembre de 2009

Un episodio muy negro en la historia de China


El cuadro del artista chino Zhang Xiaogang - un artista que me gusta mucho - me hizo pensar en un documental que vimos la semana pasada sobre el líder comunista chino Deng Xiaoping (durante muchos años la mano derecha del mismísimo Mao Zedong y primer ministro chino tras la muerte de Mao). Ya sé... siempre hablo de documentales, pero es que me encantan!

En fin, entre otras muchas cosas, el documental contaba la desastrosa historia del "Great Leap Forward" ("El Gran Salto Adelante" en español, o el "大跃进" - "dàyuèjìn" en chino).

El Great Leap Forward fue una campaña político-económica que Mao introdujo en el 1958 y que duraría hasta el 1961. El objetivo de la campaña era movilizar a las masas (la gran mayoría campesinos) en China para colectivizar, modernizar e industrializar el país.


Se crearon comunas, expropiando a millones de personas de sus tierras. Se crearon cuotas de producción de grano y acero totalmente imposibles de alcanzar. Al no poder llegar a estas cuotas, y por miedo a represalias, las diferentes provincias chinas se inventaban cifras de producción inexistentes. Para colmo, se sacó a los campesinos de los campos, obligándolos a producir acero de la forma más precaria posible: construyendo mini-hornos en las comunas y en las casa, alimentando el fuego de estos hornos con lo que se podía. Se deforestaron bosques enteros, los campesinos quemaban hasta los muebles y las puertas de sus casa para mantener los hornos encendidos, echaban sus ollas y utensilios de agricultura al fuego para crear más metal...

Las consecuencias fueron desvastadoras. Una gran hambruna azotó al país, matando de hambre a millones de chinos. Una hambruna tan terrible, que hasta se dieron numerosos casos de canibalismo por la desesperación que comporta un hambre terrible. La cifra oficial de muertos: 14 millones. La real se estima en unos 43 millones.


43 millones de muertos - se dice rápido, pero es casi la población entera de toda España - y todo a causa de una campaña política imposible, estúpida y mal estudiada. Una campaña que, en vez de prevenir tal desastre humano a tiempo, se acrecentó por culpa de los líderes del partido queriendo "quedar bien" con Mao.

Muchas veces recordamos a las víctimas del holocausto nazi, o las víctimas del terrorismo, o de las que mueren en accidentes... pero alguien conoce, honra o recuerda a las víctimas de tal masacre? Hay cosas que quedan el el más duro de los silencios o del olvido... ciertamente es inexplicable.


12 comentarios:

  1. Bueno hay que recordar que China mantuvo un enorme candado sobre las noticias que salìan de allì. Bueno llamada claramente Censura.
    En China tambièn estaba (no se hoy) permitido matar a un bebè nacido del sexo femenino y eso no se consideraba crimen.Y cuando nos enteramos lo condenamos.
    No se puede negar el holocausto porque tenemos mucha documentaciòn y testigos.
    No se pueden negar diferentes crìmenes todos documentados y registrados por la prensa internacional. Es distinto solo por eso, a mi modo de ver.
    Para que no queden dudas, todos los crimenes son condenables sean por el motivo que fuera.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Hombre... el holocausto fue queriendo.

    La historia de China tiene numerosos episodios negros, no obstante. Aún en el presente siguen sucediendo cosas que en España dejaron de pasar hace treinta y cinco años. Y si miras un poco más al este ni te cuento.

    ResponderEliminar
  3. El caso de China no es muy diferente del soviético bajo Stalin. Más bien es un calco. Mao fue un genocida, lo mismo que su colega georgiano.

    Es este uno de los capítulos más negros, no ya de la historia de China o de la URSS, sino de las historia del comunismo.

    Precismente por eso es por lo que, cualquier persona que crea en el comunismo como filosofía de vida, como utopía de creación de un hombre nuevo, como idea para lograr una sociedad más libre y justa, debe condenar sin dudas esos regímenes.

    Por mi parte lo hago sin ambigüedades y sin tardanza. El stalisnismo en cualquiera de sus versiones es un genocidio, pero es que, además, eso no es comunismo.

    ResponderEliminar
  4. Cuanta razón tienes, y lo peor es que a nadie le importan un pimiento. Todo se olvida, con el peligro que supone.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. debo reconocer que la de China es una realidad (la realidad) tan fuerte, tan escondida, tan politizada..y tan silenciada..que se me escapa..

    pero no a mí sola, muchos somos desconocedores de lo que pasó realmente en muchas ocasiones con ese país...

    es increíble... 43 millones de personas... me he quedado helada

    besos

    ResponderEliminar
  6. Hay tantísimas noticias que no salen a la luz. Hay tantísimas guerras que no interesan, o que simplemente no quieren que interesen.

    Por eso, admiro a aquellos reporteros de guerra que se van a contar lo que sucede en conflictos que no interesan, para denunciar algo que muchísimas veces venderán por 4 duros, y como los periodistas, muchísima otra gente que se implica.

    Alguien me dijo que esta vida no puede ser otra cosa que el infierno, y ante estas cosas, me cuesta negarlo.

    Besos vecina!

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que tambien soy mucho de ver documentales cuandotengo un ratito libre. No conocia esta campaña en concreto de China, pero bueno, es que yo prefiero ya ni opinar sobre estos temas. Tambien me pongo enfermo cuando salen derribando los hutongs para construir urbanizaciones sin impportarles lo mas minimo el apego a la casa tradicional, a sus costumbres o si hay gente dentro. Si siguen asi no creo que nunca consigan ser el prototipo de pais del mundo que pretenden.

    ResponderEliminar
  8. Pues no conocía nada de esto, Susana. Siempre me sorprendes con tus posts, mi niña.

    ResponderEliminar
  9. Gracias chicos por vuestros comentarios. Hoy he estado muy ocupada y no he tenido tiempo de escribir o pasarme por vuestros blogs... perdonadme.

    Gracias por vuestra contribución a este tema. Me gusta leer vuestras opiniones y reacciones a temas de este tipo, que yo considero serios e importantes.

    X, el holocausto desde luego que fue queriendo, y sus víctimas merecen toda la atención y reconocimiento del mundo. La masacre del Great Leap Forward en cierta manera también fue provocada por la estupidez de esta campaña y la ignorancia de los líderes. Además, Mao recibió toda la información y los avisos que necesitaba para haber podido evitarla, y no lo hizo. Eso es genocidio.

    Yo, como Nadia, soy de la opinión que hay cosas que no salen a la luz, no por falta de información, pero por falta de interés. Puede ser por motivaciones políticas, o económicas. Normalmente el "primer mundo" ignoramos o cerramos los ojos y oídos ante las desgracias e injusticias que ocurren en el segundo y tercer mundo.

    Mira las masacres y genocidios que han ocurrido en lugares como Cambodia, China, Rwanda, Darfur... desgracias a las que apenas se les dedica tiempo, interés, películas...

    ... triste, no?

    ResponderEliminar
  10. Mao se equivocó por un mal clásico de los líderes de regímenes totalitarios: fanatismo. Desde luego no lo llamaría genocidio, aunque entiendo que cuesta asimilar que más de cuarenta millones de muertos se deben a una simple cagada... pero así fue. La obstinación es tal que, si pudiéramos preguntarle ahora, aún defendería que la medida podía haber salido bien y que los que cayeron fueron débiles o no creían lo suficiente en el sistema. Es la historia del comunismo en lo que lleva de vida: excelente teoría, imposible de llevar a la práctica. Espero que algún día cambie.

    ResponderEliminar
  11. Susana es aún peor. No se puede cerrar los ojos con un criterio abyecto.

    Quiero decir que como China es un país para los intereses econónimos de occidente se hace una crítica hipócrita.

    Si las mismas atrocidades suceden en un país enemigo de las "democracias" entonces, sanciones, bloqueos, etc.

    ¿Qué diferencia hay entre China y Cuba? Creo que, incluso, el régimen cubano es menos dañino.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por "Tres Cosas Hermosas" y dejarnos un comentario!