miércoles, 28 de octubre de 2009

La Libertad del Pez Sonriente

Ya veo que mi post anterior nos ha puesto a todos un poquito tristes y de mal humor. Y bueno, como decís muchos de vosotros, hay que mantenerse positivos y contribuir todos un poco a cambiar las cosas.


Y vuestros comentarios me recuerdan a un video que ya puse en este blog hará un año y que me gusta muchísimo. Éste es el resumen de un cortometraje animado, de producción Taiwanesa y con ilustraciones del famoso y fantástico dibujante Taiwanés Jimmy Liao, titulado "El Pez Sonriente". Podéis ver la versión entera de casi 10 minutos aquí. El corto ganó premios en varios festivales, incluído el Premio al Mejor Corto en el Festival Internacional de Cine de Berlín en el 2007.

En el post pasado hemos hablado tanto de respetar el medio ambiente, nuestro entorno y aportar nuestro granito de arena, que todo ello me recordó a las palabras que, según leí en algún sitio, dijo el jurado de Berlín, cuando le otorgaron el premio a esta joya de cortometraje:

"Aunque en apariencia simple, el corto nos invita a abrir los corazones hacia la verdad de que SI LIBERAS ALGO, TÚ TAMBIÉN ERES LIBRE"

Que lo disfrutéis...


9 comentarios:

  1. Muy bonito, con lo que duran tres anuncios de TV (o uno y medio) se pueden hacer maravillas, aunque la verdad es que algunos anuncios también lo son.

    ResponderEliminar
  2. Si, parece simple pero no lo es tanto, me ha dejado pensando... Es muy bonito vecina ;O)

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Precioso! me ha gustado mucho lo de volver a ser un niño! A menudo peros tantas cosas por el camino....

    Un beso. Bea

    y por un momento pensé que al soltar al pez vendía otro más grande y se lo comería! je je...que mente retorcida!

    ResponderEliminar
  4. Soy tan pesimista con estos temas del respeto al medio ambiente. Creo que nos cargaremos el entorno, sí o sí.

    ResponderEliminar
  5. Hola X... sí, parece mentira que en pocos segundos o minutos, se pueda contar tanto!

    Vecinaaaa! Los dibujos de Jimmy Liao son muy bonitos y sus historias son siempre algo tristonas, y de esas que te dejan pensando.

    Noesperesnada... verdad?

    Bea, jajaja!!! Hubiera sido un toque original, eh? Viene un tiburón, se lo comé y la música se para de repente!

    Menda... lo que dices es seguro. Ya hay muchas cosas que son irreversibles, y no vamos a mejor. Pero almenos algunos de nosotros podemos intentar irnos con la conciencia medio limpia.

    ResponderEliminar
  6. definitivamente la musica cambia simpre los animos y esta vez no fue la excepcion!

    muy padre tu recomendacion nena, muchas graaacias!!!!
    un beso

    ResponderEliminar
  7. Muy tierno, un poco tristón pero no pasa nada.

    Mi hijo cuando lo ha visto ha dicho que le encantaría vivir en una pecera. si es que nunca se sabe...

    ResponderEliminar
  8. No pensamos nunca las cosas hasta que las vemos. Nunca habia pensado en las peceras pero cuando le he visto a el dentro y que no podia salir, me ha entrado un agobio horrible. Y eso me ha hecho pensar. Imaginaros los pobres peces que estan en las peceras como lo deben pasar. Uf! que agobio. No me extraña nada el final que ha tenido el pobre pez, lo ha dejado en LIBERTAD. Yo hubiera hecho lo mismo.
    Buen fin de semana a todos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por "Tres Cosas Hermosas" y dejarnos un comentario!