viernes, 9 de octubre de 2009

El Arte de Chaplin

Volvemos al cine...

Estos días vimos dos grandes clásicos del cine, por uno de los más grandes cineastas de todos los tiempos: Charlie Chaplin. Aunque Charlie Chaplin se vé que era una persona difícil, obsesiva y megalómana, no hay duda de que su talento para la pantomima, el humor, la interpretación y la dirección eran enormes.

A pesar del paso del tiempo, sus películas aún nos hacen sonreir y también llorar...

Primero vimos "The Great Dictator" (1940), una parodia y crítica feroz de Hitler, del nazismo y en general, del totalitarismo, el fascismo o cualquier movimiento que obstruye la libertad del ser humano, cualquiera que sea su condición.

Dirigida por Charlie Chaplin, ésta fue su primera película sonora. En ella Chaplin interpreta un papel hablado (el de Hinkel - el dictador parodia de Hitler), y otro papel mudo (el del barbero judío). La película tuvo mucha polémica durante el rodaje y también cuando fue estrenada (en 1940, en plena Segunda Guerra Mundial y con los nazis apretando a Europa a tope).

En España fue prohibida durante muchos años, y en Italia no se mostró íntegra hasta el 2002 (cortaron las escenas donde sale la esposa de "Napolini" - la burla del dictador italiano Mussolini - por no "dañar su sensibilidad").

Aquí os dejo con una de mis escenas favoritas de esta gran película, donde el barbero afeita a su cliente al son de la "Danza Húngaras Nº 5" de Brahms. Una joya...



Y la segunda que vimos fue "Modern Times" (1936), última película muda de Chaplin (aunque para entonces, el cine sonoro ya había estado funcionando durante diez años) y sin duda una de sus obras maestras.

La película se basa en las preocupaciones de Chaplin por los problemas sociales que la Gran Depresión norteamericana había activado en todo el mundo. Critica el capitalismo extremo y las desigualdades sociales, y aunque la situación es desoladora, el film nos da cierto aire esperanzador.

Aquí está la bellísima secuencia final, al son de la famosísima banda sonora que el mismo Chaplin compuso (la melodía que escucharéis en esta secuencia fue convertida en la famosa canción "Smile" - cantada por muchos, la versión más famosa siendo la del gran Nat King Cole).

Un final, como digo, triste pero esperanzador. Chaplin y la entonces su esposa Paulette Goddard (que interpreta a una joven mendiga) caminan hacia el horizonte cogidos del brazo, después de haberlo perdido todo - trabajo, un techo donde vivir, comida que comer. A punto de rendirse, Chaplin le dice que simplemente "smile" (sonría)...

... una escena filmada hace más de 70 años que me hace sonreir y también llorar.


8 comentarios:

  1. el gran dictador es increíble...muy divertida pero a la vez.. muy dura y muy cierta

    tiempos modernos... no la he visto pero es que Chaplin es una gran asignatura pendiente (entre otras muchas)... tengo Candilejas pendientísima... muchas ganas de verla pero .. no me animo a meterla en el dvd..

    un beso, feliz fin de semana largo

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con la tercera escena, querida Susana. Es tan.........bucólica a la par que esperanzadora. Buenas joyas has elegido hoy.
    Buen finde largo!

    ResponderEliminar
  3. Cada persona tiene una o dos películas que le han cuasado una profunda impresión. En mi caso el Gran Dictador, sin llegar a ese nivel, reconozco que está entre mis favoritas.

    Pero el acorazado Potiemkim y Casablanca todavía siguen en primer lugar, junto con bienvenido Mr. Marshall un poquito por debajo.
    Ya ves todas en blanco y negro.

    ResponderEliminar
  4. Hola Maba! Sí, el Gran Dictador es durilla. Chaplin dijo que si hubiera sabido los horrores del holocausto no se hubiera atrevido a hacerla. Chaplin era también mi asignatura pendiente... es muy bueno, pero muy triste también. Lloré mucho con Modern Times.

    Hola Menda... sí. Me hace llorar cada vez que la veo!

    Hola Txema... Casablanca es única. Una de mis favoritas también. El acorazado Potemkin te puedes creer que no la he visto? Está en mi lista!

    ResponderEliminar
  5. susana, yo también lloro!!! soy de naturaleza sensiblera y hay veces que es inevitable! Modern times es una de ellas! Pero mira, ya que llevo una semana de "peliculas de llorar" igual la vuelvo a ver!

    Un beso y feliz puente! Bea

    ResponderEliminar
  6. Yo a Chaplin le considero un genio, y sus películas son obras de arte. Dos de mis preferidas de él son precisamente estas que mencionas y nada más ver la imágen del barbero (antes de leer tu texto) he pensado que lo mejor de esa escena era la música, jejeje.
    Chema y yo a veces jugamos a afeitarnos en broma cantando esa melodía, jajaja, es que siempre estamos haciendo el tonto ;-)
    besetes!

    ResponderEliminar
  7. Bea... así me gusta, que seas "llorica" con las pelis como yo!!! Tendríamos que empezar un club! Vuélvela a ver, Bea... es tan bonita!

    Vane!!! Hola guapa! Sí, la música me encanta también! Hungarian Dance Nº5 de Brahms! Siempre le pido a mi marido que la toque al violín y yo le hago un baile en plan payaso y se peta de risa! Jajaja! Somos como vosotros, haciendo el tonto sin parar!

    ResponderEliminar
  8. Con EL GRAN DICTADOR es una manera de conocer las principales ideas políticas, económicas y sociales del gobierno nazi de Adolf Hitler
    Se filmo paralelamente al estallido de la segunda guerra mundial y hay que valorar la pelicula como reflejo de la situación política y social del momento.
    Chaplin se enfrenta a uno de los temas más dramáticos y preocupantes de la época, el auge de los regímenes totalitarios y la expansión del fascismo.
    Buen fin de semana a todos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por "Tres Cosas Hermosas" y dejarnos un comentario!