jueves, 9 de abril de 2009

La música de los años soviéticos: Oscuridad, Melancolía & Sentimiento

Y para un poco de contraste, en estos días de primavera cuando luce el sol y el cielo está de un azul claro rabioso, nos trasladamos a Moscú, a la Rusia de la Unión Soviética en los años 60.

Ahí tenemos a Leonid Kogan, uno de los violinistas soviétcos más legendarios, junto a otros como David Oistrakh, quien ya apareció en este blog interpretando la bellísima Claire de Lune.

Kogan, hijo de un fotógrafo, como muchos grandes de la música empezó a tocar el violín desde una edad temprana. Años de dedicación y un talento innato le convirtieron en uno de los mejores violinistas de todo el s.XX. Sus dos hijos también se dedicaron de pleno a la música: su hijo como violinista y director de orquesta, y su hija como pianista.

Aquí tenéis a Kogan en uno de nuestros videos de violinistas clásicos favoritos, interpretando al mágico y oscuro Shostakovich, Concerto para Violín No.1 (tercer movimiento).

Shostakovich es otro de los grandes genios de la música que nos brindó la Unión Soviética. Su música está marcada por las experiencias de una vida atormentada, una vida en la que tomaron protagonismo la persecución política, años de enfermedad, una profunda obsesión con la mortalidad y condición humanas y la depresión.

La combinación de la música e imágenes de este video es poderosa: las vacías y oscuras calles de Moscú, las tomas en blanco y negro, la expresividad fría y calculada y a la vez de fuerte sentimiento de Kogan, la fuerza y profunda melancolía que emana de la música de Shostakovich... es realmente mágico.


11 comentarios:

  1. Me encanta ese Moscú oscuro soviético.... y me encanta tu casita y tienes razón, Shostakovich aunque reconozco que es la primera vez que lo escucho transpasa un no se qué que atrapa.

    No me he perdido ningún post pero hija! este trasto no me deja comentar siempre que quiero, como anónimo es imposible.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Vaya, no me carga el video, para variar.En cuanto lo haga, me deleitaré con esa pieza.

    Un saludo enorme.

    ResponderEliminar
  3. Hola Eva! Qué sorpresa!!! La verdad es que pensé en tí cuando escribí este post y puse el video! Tiene algo special esa música verdad? Estás por Moscú o estás de vuelta para la Semana Santa? Perdona por lo de los mensajes anónimos, es que si dejaba poner anónimos siempre aparecía algún personaje rarillo... me alegra que te pases por aquí, y de verdad que pensé mucho en tí cuando escribí ésto.

    Menda! Vaya qué rabia que no se te cargue! Espero que se arregle y lo puedas ver y escuchar. Yo creo que te gustará!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, que decirte de este post. Me encanto porque no conocia al violinista. Admito que fuera de Gidon Kremer (al que tendré en el blog en las proximas semanas, estoy haciendo las investigaciones pertinentes para que salga bien el post) no conozco a muchos ejecutantes del violin. Todo esto a pesar de que fui seguidor de unos de mis grupos de camara preferidos cuando vivia en Cuba, La Camerata Romeu (he puesto un par de videos de las chicas en el blog ya). Muchas gracias por el articulo y el clip.

    Saludos desde Londres.

    ResponderEliminar
  5. Por fin la he podido escuchar.Te voy a contar lo que me ha transmitido:
    Los primeros instantes me ha sobrecogido.....me ha apetecido quedarme en silencio...como esperando que pase algo....Al empezar a sonar el violín, se me ha erizado todo el vello del cuerpo......Dudaba si me transmitía amor o desasosiego....Luego ya en el minuto 2:56 reconozco perfectamente lo que sentí....tragedia.....Al final, he vuelto a la calma.

    Ains, perdona todo este rollo, pero es lo que me ha transmitido la pieza.

    ResponderEliminar
  6. Hola Cubano! Me alegro que te guste. Kogan tiene algo especial, y la música de Shostakovich... uf, no te digo nada! Me encanta la expresión de Kogan al tocar, tiene una expresión algo dura y fría, totalmente "focussed", y a la vez, con gran sentimiento. Sabías que era de los muy pocos violinistas que utilizaba todas las cuerdas del violín de acero? Con ésto lograba darle un sonido mucho más "edgy"... mi marido quiere probar, a ver!

    Menda... muy buena la descripción de las sensaciones. Es muy acertada... este movimiento es lo que se llama una "passacaglia", y normalmente, en términos musicales, las passacaglias tiene una gran tristeza y sentimiento, mucha profundidad. Si la escuchas varias veces, aún te gustará más. Gracias por compartir tus sentimientos con nosotros!

    ResponderEliminar
  7. Hi Susana,

    Happy Easter!

    Thanks for introducing such great talents and such lovely music. I always learn something new from your posts.

    ResponderEliminar
  8. Hi Khaled!!! That's so nice to hear!

    ResponderEliminar
  9. Que musica tan bella y tan triste a la vez.

    ResponderEliminar
  10. que musica tan bella y tan triste a la vez

    ResponderEliminar
  11. A que sí Carolina? A mi se me pone la piel de gallina cada vez que la escucho!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por "Tres Cosas Hermosas" y dejarnos un comentario!