lunes, 16 de febrero de 2009

Claude Debussy: Atrevido, Genio del Color & Rompecorazones

Ya os hablé hace unos días sobre mi pequeña fascinación por las vidas de los grandes compositores de la música clásica, y en aquella ocasión, os hablé del fantástico Béla Bártok.

Hoy me gustaría hablaros de Claude Debussy (1862-1918). Bueno, por el nombre y por la foto de arriba os podéis imaginar la nacionalidad de este compositor impresionista... sí, Debussy era francés.

Como la mayoría de los grandes compositores, Debussy era ya, desde niño, un prodigio musical, haciendo sus pinitos al piano con 4 añitos y entrando en el Conservatorio de Música de Paris a los 11. A los 18 pasó un par de años en Rusia como profesor de piano, y después un par de años en Italia con una prestigiosa beca... como buen francés, ningún lugar le parecía estar a la altura de Francia. Italia, por ejemplo, le pareció aburrida, la comida malísima, el ambiente musical super rígido y estirado, y la famosa Opera italiana no muy de su gusto. Deprimido e incapaz de componer nada, tuvo que regresar a su querida Francia.

Debussy, al igual también que muchos otros grandes compositores, era un personaje algo depresivo, de carácter difícil, argumentativo y cabezota, empeñado en romper con las normas del mundo de la música que regían en el momento, y más atraído hacia la experimentación. Precisamente este interés en experimentar y en descubrir nuevas formas y estructuras musicales, hicieron de Debussy uno de los compositores más influyentes del siglo XX.


Aunque a él le disgustaba al máximo el término, Debussy es considerado como una de las figuras más destacadas del Impresionismo musical. Al igual que en la pintura, existe también este estilo en la música, encabezado por Debussy, y caracterizado por su único color, textura, timbre y el "ambiente" o "estado de ánimo" que emanan de estas piezas musicales.

Debussy, de jovencito, tuvo la ocasión de escuchar la exótica música del gamelan javanés en París. Esta música - su diferente estructura, su forma y ritmo algo "flotante" - le influyó enormemente, y a partir de ahí Debussy se lanzó a una atrevida exploración en la composición de sus piezas, utilizando escalas y estructuras no convencionales, y dándoles una cierta sensualidad, una calidad y una harmonía etéreas.

Debussy desarrolló una gran apreciación de la música de otras culturas, y a lo largo de los años, utilizó elementos de éstas - música gitana, rusa, oriental, española - en sus propias composiciones. Como él mismo decía, "el objetivo de la música francesa es el placer...". Mais oui, Maestro Debussy!

Pero aparte de todas sus cualidades musicales, es su vida privada, turbulenta y complicada, la que realmente me llama la atención.

Buen cocinero, aficionado pero malísimo en el tenis, obsesionado con los escritos de Edgar Allan Poe, amante del arte japonés (tenía una gran colección de jarrones y láminas), un desastre con el dinero y, ahí donde le veis, con esa carita de inocencia, estaba hecho un Don Juan, super popular con las mujeres...

Después de haber vivido (sin casarse y muy "en pecado" en esos tiempos) durante 9 años con Gabrielle Dupont, decide dejarla para casarse con su mejor amiga, la modelo Rosalie Texier (en la foto de arriba). Qué travieso, este Debussy! Pero como suele pasar en este tipo de líos, Debussy se aburrió de la belleza de Texier y le empezó a poner de los nervios las "limitaciones intelectuales" y la falta de "sensibilidad musical" de la pobre modelo. Total, que también la dejó, para juntarse con la inteligente y sofisticada Emma Bardac, con la que se casaría, viviría el resto de su vida y tendría una hija: Claude-Emma.

Tal era el efecto de Debussy en sus mujeres, que ambas Dupont y Texier, incapaces de aceptar el abandono, intentaron suicidarse pegándose un tiro... por suerte, ninguna de las dos lo consiguió con éxito (no sé si por falta de puntería, o qué). El caso es que el escándalo causado por el intento de suicidio de Texier, obligó a Debussy a escaparse furtivamente con su nueva pareja, Emma, a Eastbourne, Inglaterra. Allí se instaló, a escondidas, hasta que el furor del escándalo pasara... y por cierto, que fue en Eastbourne que Debussy encontró la inspiración para completar una de sus obras más famosas y magistrales, la suite sinfónica "La Mer" ("EL Mar"). No sé si conocéis Eastbourne, pero parece increíble que Debussy encontrara inspiración para una composición tan bella en el mar, casi siempre de color algo turbio y cubierto por un cielo gris, de esta localidad en el sur de Inglaterra...

Pues ya veis que el señor volvía loca a las damas...

Un cáncer terminó con su vida en 1918, a los 56 años. Tras él, dejaba una serie de composiciones magistrales y suculentas, llenas de color y textura, que, aunque consideradas radicales en su época, lograron influir a prácticamente todos los compositores de música clásica del Siglo XX, como Bártok o Stravinsky, e incluso a muchas figuras de la música jazz, como Duke Ellington, Antonio Carlos Jobim o Thelonious Monk. En Francia es considerado como uno de sus "héroes nacionales" e incluso bautizaron a un asteroide descubierto en 1988 con su nombre!

Aquí os dejo con una de sus piezas, la bellísima "Clair de Lune", interpretada con gran emoción por uno de nuestros violinistas favoritos, David Oistrakh. Escuchadla, no os arrepentiréis...


8 comentarios:

  1. Hola Susana,

    Thanks for introducing Claude Debussy. I knew little about him and you always very good in writing about musicians. Thanks for the clip too. I hope that you enjoyed a nice week-end.

    ResponderEliminar
  2. Interesantísimo como siempre Susana...digo yo que su "arrebatador embrujo" sería fruto del espiritu lbre de artista, porque chica, no le encuentro nada de nada, ja ja...

    Por cierto, yo en música clasica apenas salgo de Bach, Mozart y dos más (ya, es una lastima!) por eso me gustaría que un día hicieses un post sobre cómo empezar a escuchar música clásica con los niños (tienen ahoa casi 2 y casi 4)por qué autores, etc..Es una sugerencia, si no te apetece, o no crees que sea adecuado, no pasa ada. Un beso. Bea

    ResponderEliminar
  3. Hola Bea! Gracias por el comentario... a qué es bonita la pieza al violín? En cuanto al magnetismo de Debussy... estoy de acuerdo contigo! Para que veas... jajaja!

    Oye, pues muy buena sugerencia! Haré un poquito más de "research" sobre el tema, y a ver si salgo con algo interesante!

    Me alegro que te gustase el post...

    ResponderEliminar
  4. Hola Susana!!

    me ha encantado el post... a mí también me hace mucha gracia que casi todos estos "genios" en su especialidad...lleven una vida de lo más "disoluta" en lo personal!!y Debussy no se iba a quedar atrás!!

    me ha encantado tu blog..y me ha encantado tu visita porque así tengo la oportunidad de conocer tu blog...procuro buscar "belleza" en todo lo que me rodea..y estas "tres cosas hermosas" van a ayudarme mucho.

    besos

    ResponderEliminar
  5. Tiene pinta de ser algo sobradillo y eso siempre termina gustándonos un poco.

    Eso sí, artista un rato.

    Gracias por enseñarnos tantas bellezas guapa

    Conchi

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el claro de luna, ahora mismo no recuerdo a qué banda sonora pertenecía, pero lo descubrí así, con una peli.
    Te mando saludiños,

    ResponderEliminar
  7. hermosisisima version
    Gracias x llenar de musica una tarde.
    Desde Argentina, y admirando a claude debussy, gran inspirador.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Mailencita!!! Me alegro que te gustara! Besos... mi mamá vivió muchos años en Argentina, por cierto!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por "Tres Cosas Hermosas" y dejarnos un comentario!