lunes, 24 de noviembre de 2008

Pedos, Polución & Caca de la Vaca

Ayer leímos un artículo de hace ya un tiempo en el diario británico "The Independent" que nos dejó de piedra y que aquí os cuento...

Una de las muchas y grandes preocupaciones de nuestro tiempo, como sabéis, es la situación con el medio ambiente, y la catástrofe que se nos avecina con el alarmante calentamiento global. Pero quién nos iba a decir que la mayor amenaza contra el cambio climático no viene de las fábricas, de las emisiones de gases de los coches o de los aviones, sino de los animales que veis tan campantes en la foto de arriba... sí señores: las vacas van a terminar con el equilibrio climático, así como con la fauna y flora de nuestro ya débil planeta.

Como lo oís. Las Naciones Unidas publicó un informe con el nombre de "Livestock's Long Shadow" (lo podéis leer en su totalidad) confirmando lo que os acabo de decir. No lo hemos sacado de una novela de ciencia-ficción, no.

La industria ganadera mundial produce casi un 20% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global. Sí, las vacas contaminan más que la polución producida por todo los coches, aviones y otras formas de transporte combinados.

Os explico... el combustible que se utiliza para mantener esta industria, es decir, para la producción de alimentos para las vacas, la producción y transporte de la carne, la creación de campos para el pasto, etc. producen casi un 10% de la emisión global de CO2.

Pero lo más increíble es que - hablando claro - la caca y los pedos (y los eructos también!) que se tiran todas las vaquitas del mundo producen más de una tercera parte de la emisión global de un gas que se llama gas metano, un gas que, en cuanto a polución climática se refiere, es 20 veces peor que el CO2. Sí, en serio, cada vez que una vaca se caga o se tira un eructo o un pedete, nos contamina el aire con gas metano. De hecho, cada vaca produce entre 100 y 200 litros diarios de gas metano... y con tantas vacas en el mundo (1,5 billones), pues ya véis... metano por un tubo!

Pero los efectos de destrucción masiva vacuna no se acaba aquí... además del CO2 producido por los granjeros y el gas metano producido por la flatulencia de las vacas, los deshechos de estos animales y su manutención producen más de 100 tipos de otros gases contaminantes. Por ejemplo, más de dos tercios (alrededor de un 70%) de la emisión global de amoníaco, uno de los principales causantes de la lluvia ácida.

Y esperad, que aún hay más! Mirad:
  • La deforestación producida por la creación de campos de pasto para vacas está convirtiendo más del 20% de los campos y praderas naturales en desiertos.
  • El consumo de agua de la industria ganadera es bestial: se necesitan 990 litros de agua para producir solamente 1 litro de leche!
  • Los desperdicios producidos por la producción de alimentos complementarios para las vacas y fertilizantes contaminan el agua de tal manera que este agua mata todo otro tipo de vegetación que no sea para el pasto.
  • Los pesticidas, antibióticos y hormonas utilizados para la producción de ganado acaban en nuestra agua potable y ponen en peligro nuestra salud.
  • La polución creada por la ganadería - pesticidas, fertilizantes y otros productos químicos, así como los residuos producidos por las vacas mismas (la mierda, en otras palabras) - contaminan los ríos que a la vez contaminan los mares, cargándose arrecifes de coral enteros y creando lo que se llaman "zonas muertas", o sea, aniquilando cualquier signo de vida marina, animal o vegetal. En el Golfo de Méjico, por ejemplo, la polución generada por la producción ganadera de los Estados Unidos - vertida en el río Mississippi, que ahí desemboca - ha creado una de estas "zonas muertas" marinas, nada más y nada menos que de 21.000 kilómetros cuadrados!

Pues sí chicos... las vacas son las mayores causantes del cambio climático. Bueno, no, seamos justos. No son las pobres vacas, sino la industria ganadera mundial, que tiene que alimentar a todas las bocas del mundo a las que les gusta zamparse unos buenos bisteks o jugosas hamburguesas, o a las que beben leche (me incluyo en las dos categorías, no soy hipócrita).

Y con más bocas que alimentar en el mundo y con la población siempre creciendo, más vacas se necesitan... y con más vacas, pues también más cacas, pedos y demás. Se estima que la polución creada por el sector se aumentará en un 60% para el 2030.

Pero, como con todos los problemas, siempre hay una posible solución. O en este caso varias. La más obvia es la de hacer el esfuerzo colectivo de consumir menos carne, especialmente países como los EEUU, donde la población engulle de manera constante las hamburguesas y steaks más gigantescos del planeta... y así están, los pobres, con la obesidad como enfermedad nacional.

Pero hay más soluciones... y como de costumbre, os digo tres:

1. Utilizar la caca de la vaca - para extraer el gas metano que produce y usarlo como fuente de energía. Sí, algunos individuos, como granjeros y ganaderos lo hacen, así como algunas empresas (pero muy pocas!) multinacionales que practican la responsabilidad social corporativa. El gas metano se extrae del estiércol con un llamado "biodigestor de metano": simplemente se mezcla el estiércol con agua caliente, y se cubre todo con un plástico, que recoge el gas. Fácil, no? Un ganadero de 5.000 vacas en California, por ejemplo, está desarrollando un proyecto para utilizar el gas metano producido por los residuos de sus 5.000 cabezas de ganado, suficiente para proveer a miles de hogares en la zona. Si tenéis alguna vaca por casa, también hay métodos caseros para construir cocinas que funcionan con el gas que generan los excrementos de las vacas y otros animales, y funcionan igual de bien que una bombona de butano! Un granjero de Phuket, Tailandia, hace cuatro años que produce gas con la caca de sus vacas para cocinar y para hacer funcionar su moto, y todo sin contaminar ni gota!

2. Utilizar más caca de la vaca - esta vez, para generar electricidad! No, no enchuféis vuestra lámpara o el cargador del móvil a una caca de la vaca del pueblo, no. Lo que se hace, es extraer el gas metano emitido por el estiércol de las vacas con el biodigestor que os comentaba y, a través de un generador, convertir el gas en electricidad. El ganadero americano Dennis Haubenschild, por ejemplo, genera, a través de los excrementos de sus 760 vacas, 3.000 kilovatio-horas al día. Esta cantidad de electricidad es suficiente para mantener su granja entera, más 78 hogares de la zona!

3. Controlar las flatulencias de las vacas - bueno, a ver, cuando los humanos andamos con un poco de gases excesivos, ya sea por la boca o por el trasero, qué hacemos? Pues o bien tomarnos algo contra la flatulencia o los gases, o controlamos un poco lo que comemos, para ayudar a la digestión. Pues con las vacas, lo mismo. Lo que pasa que hasta hace poco, los científicos no habían caído en la cuenta de que los pedos y eructos de las vacas fueran tan mortíferos para el planeta entero - es que quién lo diría, no? - pero ahora, después de saberse todos estos datos, se están empezando a investigar diferentes maneras de facilitar la digestión a las vacas y así reducir los gases que sueltan. Los científicos están explorando diferentes modos: desde pastillas para reducir gases, producción de pastos altos en azúcar, hasta alteraciones quirúrgicas y genéticas del sistema digestivo de las vacas.

Pero la cuestión es que la población mundial sigue en aumento, y con ello la demanda de producción de leche y carne. Y yo me pregunto... va la Ciencia a encontrar la solución? van a responder a tiempo los gobiernos? y la industria ganadera mundial, van a responsabilizarse de una vez?

... o van a traer las vacas el fin del mundo???

2 comentarios:

  1. jaja, me peo toa! que interesante.

    Pobres vacas, si supieran el daño que estan haciendo al planeta, que dirian? seguro que ni muuu.LOL
    Besos Susi y Seb, ya os nieva por ahi? Pon fotos

    ResponderEliminar
  2. Caramba con las vacas, si ellas supieran se retendrian un poquito.

    Si, si pon fotos, a ver si así se por donde estais.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por "Tres Cosas Hermosas" y dejarnos un comentario!