lunes, 17 de noviembre de 2008

Familia en casa: Pepe el loro, Clases de Idiomas & Turrón de Chocolate...

Este fin de semana hemos tenido visita de la familia: Nuri, Josep padre y Josep hijo... ah, y también el loro Pepe, como lo veis ahí asomado en la foto, bien atento.

Hacía mucho que no nos veíamos, y era la primera vez que conocían a Sebastian. Los pobres se pegaron un buen tute de coche para venir desde su pueblo hasta el nuestro, y sólo se pudieron quedar una noche. La visita se nos hizo corta!!!

Por cierto, que me preguntaba Riccio si aún estamos en los Pirineos... no, ya nos marchamos, nos daba algo de claustrofobia allí tan apartados (aunque era muy bonito). Ahora estamos en un pueblecito de la provincia de Teruel que nos encanta! La gente es majísima y es muy tranquilo, pero a la vez, hay mucha actividad cultural y artística, y el entorno es muy bonito!

Bueno, pues como os comentaba... aunque corta, la visita de la family fue intensa y nos lo pasamos muy bien. Fue una gran alegría el volvernos a ver, después de un año y medio!
A pesar de que Josep padre no paraba de criticar el pueblo (claro, diciendo que su pueblo es mejor, más moderno, más joven, más interesante, más de todo... ), en el fondo se le notaba que le gustó el pueblo y seguro que se muere de ganas de volver y ya está planeando la próxima visita... jejeje.

Paseamos por el pueblo (se recorre bastante rápido, la verdad), fuimos a ver los campos que lo rodean y, sin esperarlo, Josep padre y Josep Jr, con el gran olfato que les caracteriza, se adentraron en un bosque de pinos al anochecer y así, casi a ciegas, salieron con casi tres kilos de unas setas enormes buenísimas (ya ni me acuerdo cómo se llaman!), que nos zampamos el domingo con un solomillo de cerdo con ciruelas que nos trajeron de su casa. Qué comilona tan buena!!! La verdad es que ya es tener cara... vienen invitados y nos traen la comida, recogen las setas y nos la cocinan. Familiares así son un gran tesoro!!! Gràcies!!!


Y a parte de las comilonas - que no se limitaron al solomillo, pero también a tortillas de patatas buenísimas, pasta con salsa de tomate y salchichas, y turrón de chocolate de Suchard - pasamos buenos ratos con Pepe el loro, que como veis en la foto, se llevaba la mar de bien conmigo (por qué será...???). Sebastian ya tenía bastante con un loro en la casa, y ahora tenía que aguantar a dos!

Eso sí, nos quedamos parados con la reacción de Pepe el loro cuando escuchó a Sebastian tocar el violín. Se quedó como hipnotizado con la música! La escuchaba super atento y super callado y quieto, y hasta se le cerraban los ojitos de lo a gusto que estaba escuchándola!
Además, tuvimos unos cursillos intensivos de castellano, catalán e inglés para adultos, muy efectivos, con un aprendizaje de vocabulario especializado, que soy incapaz de repetir aquí. Sólo deciros que es un vocabulario de gran utilidad y muy funcional en situaciones de las más diversas. Mmmm...

Y antes de irse, Josep petit nos regaló un dibujo que copió del catálogo de grabados de pájaros de Colin, mi suegro. Le gustaron mucho los grabados, y como Josep es un chico preparado, con recursos y llevaba consigo todo su estuche de lápices y rotuladores, nos hizo un dibujo con dedicación y todo. Ha quedado tan bien, que hasta nos planteábamos venderlo en el mercadillo del pueblo de los miércoles, como si fuera auténtico! No, mejor nos lo quedamos... que está especialmente dedicado a nosotros. Gràcies Josep!

Pues sí, nos lo pasamos muy bien este fin de semana. Besitos a la familia y esperamos volver a veros muy pronto!

1 comentario:

  1. Se me hace tan raro veros en las fotos con ropa de invierno y cara de frio, nunca me lo hubiera pensado.
    El otro dia pase por delante de vuestro condo, me dio mucha pena, con la de risas que nos echamos alli los tres, en fin, para vuestro consuelo la obra de al lado sigue igual.
    Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por "Tres Cosas Hermosas" y dejarnos un comentario!