domingo, 30 de septiembre de 2007

Borradores del Pasado

Escrito el 27 de Diciembre de 1993, Victoria Coach Station, Londres

"Ella miraba hacia fuera, sentada en el comedor universitario, frío, impersonal. Estaba sola. Se sentía sola. El murmullo de la gente la aturdía. Se sentía extraña. Una y otra vez se preguntaba qué hacía en aquel lugar, qué sentido tenía todo aquello, qué iba a ser de su vida. Preguntas y más preguntas, y casi todas sin respuesta. Echaba la vista atrás, hacia su propio pasado, quería revivir su propia historia, seguir paso a paso su camino recorrido y volver al punto donde se encontraba. Era curioso como todo lo vivido le parecía tan lejano, tan distante, incluso aquel preciso instante. Cada segundo que pasaba, ya formaba parte de su pasado...

Tenía esa tendencia a sentarse junto a la ventana, mirar hacia fuera y dejar brotar sus pensamientos. Los días pasaban de prisa y todavía se sentía ajena a aquel entorno. Millones de sentimientos se revolvían mezclándose en su interior, su mente ardía, seguía mirando hacia fuera, el bullicio continuaba a sus espaldas. Los sentimientos la aplacaban: temor, angustia y una profunda sensación de soledad. No era desgraciada, pero se cuestionaba eternamente qué significaba la felicidad.

Era feliz con las cosas simples, quizás porque era una persona simple o quizás (y más probablemente) porque su vida había siempre transcurrido de la forma más normal, más simple, sin extravagancias ni grandes peculiaridades. Fue cuando su vida se convirtió en más interesante que sus sentimientos se volvieron más complejos. Era una muchacha risueña, desde niña, una "persona feliz" por definición, es decir, éso era lo que los demás decían de ella. Divertida y afable, aunque a veces demasiado tímida. Apasionada en todo, lo bueno y lo malo. Terriblemente perezosa. Muchacha de extremos: increíblemete eufórica o fatalmente pesimista. Pero lo que más la caracterizaba era una sensibilidad extrema ante todo lo que le pasaba a su alrededor, una gran preocupación por lo ajeno; miraba tanto hacia fuera con su corazón, que a veces no dejaba espacio para ella misma. Esta sensibilidad suya provocaba reacciones de lo más dispares entre la gente que se cruzaba con ella: alcanzaba los corazones más duros e inexorables, pero también acababa con las paciencias más santas. Pero, la mayoría de las veces, su presencia en las vidas ajenas no pasaba inadvertida, y las personas que la conocían bien, la llegaban a querer."

Karina, Añoranza & Primitos

1. Recibir un e-mail de Karina... qué sorpresa, hacía mucho que no sabía de ella. Gràcies, Karina i ens veiem aviat!

2. Charlar un buen rato con mi madre, con mi hermano Dani y su novia Bea. Me alegró mucho hablar con Dani ya que hacía días que no hablaba con él. Me dijo que había estado en el apartamento de la playa y que me echó de menos... me emocionó escuchar esas palabras. Bea y yo hablamos un rato y me parece una chica encantadora (sólo nos hemos visto una vez)... os echo de menos a vosotros también y Bea, espero hablar más contigo cuando nos veamos (que espero sea pronto!).



3. Revolviendo una vez más el baúl de los recuerdos... he visto esta foto de mis primitos, Siscu i Enric, cuando eran pequeñitos. Están monísimos! Parece mentira de pequeñitos que uno fuera tan rubio y el otro tan moreno!

viernes, 28 de septiembre de 2007

Llamada sorpresa, Cocina compartida & Lectura

1. Recibir una llamada de mi amigo José María desde Manchester... hacía mucho que no hablaba con él y me hizo mucha ilusión.

2. Cocinar en pareja... yo soy un desastre en la cocina y la verdad es que no sé hacer nada. Es bonito aprender con la persona a la que quieres y compartir las tareas en la cocina. La verdad es que yo, más que compartir tareas, necesito que me den instrucciones bien claras, si no, el desastre es garantizado.

3. Leer en la cama antes de dormir. Es uno de los grandes placeres de la vida y que, con el estrés de la rutina y el trabajo, tenía prácticamente olvidado y aparcado.

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Maravillosas fotos, Cobijados de la tormenta & Bonitos Mensajes




1. Como estos días estoy de reposo en casa, me he dedicado a ordenar un poco los trastos acumulados desde la mudanza al nuevo piso. Ya os comenté que encontré varios CDs con fotos. Ayer encontré un CD donde había guardado algunas de las fotos que tengo de mi familia, y quería compartir estas tres con vosotros: Mis abuelos con mi madre en brazos, en moto por algún lugar de Barcelona, en 1949. Mi madre el día de su comunión en Buenos Aires. Mi hermano Dani y yo, supongo que por el 77 0 78, en Barcelona. Me encantan estas fotos.

2. Disfrutar de una noche de tormenta en casa, escuchando música, charlando y leyendo, mientras el cielo se ilumina con rayos y truenos. Y sobre todo, disfrutar en la mejor compañía del mundo...

3. Recibir los mensajes de Cinthia y Chelo, que me han gustado mucho. Gracias a las dos. Cinthia, te escribiré con más calma en tu blog directamente. Gracias por ponerte en contacto conmigo.

lunes, 24 de septiembre de 2007

Recuerdos, Estofado (con patatas!) & Relax a oscuras


1. Encontrar un montón de CDs con fotos que ni me acordaba que tenía, mientras ordenaba la habitación. Vi esta foto que mi amigo Marc y yo nos hicimos tumbados en el suelo del Tate Modern Museum en Londres, en Diciembre del 2003. Había una instalación en una sala enorme de un sol artificial gigantesco, que simulaba la luz y el calor de un atardecer. Era muy bonito, y fue un día que recuerdo con mucho cariño.

2. Una vez más, cocinar en compañía de mi baby y mi mejor amigo, y aprender a hacer un estofado de ternera con patatas y zanahorias. Lo comimos super a gusto!

3. Después de cenar hubo un apagón que duró como un par de horas. Pusimos las velas y nos tumbamos los tres en el sofá a charlar. La intimidad de la oscuridad y el calor de la luz de las velas fue una manera ideal de relajarse y hablar con tranquilidad de todo un poco, sin estrés, sin televisión, sin distracciones.

viernes, 21 de septiembre de 2007

Descanso en casa, Pollo al Limón & Llorera Peliculera

1. Pasar un día de reposo completo (que después de la operación me conviene) con mi chico en casa - dormir, desayunar tarde, dormir otra vez, ver las noticias, charlar. Es muy bonito poder pasar un día así en tan buena compañía. Por cierto que podéis ver más fotos de mi nuevo apartamento en Flickr.

2. Aprender a cocinar un pollo al limón con mi babe y Julián y cenar los tres juntos... por cierto que Julián se zampó un pollo entero! Viva Julián!

3. Ver la película Break Up (con Jennifer Aniston y Vince Vaughn) los tres, y acabar llorando a moco tendido todos! No es que la peli sea una maravilla del séptimo arte pero nos dio la vena sensible a los tres y acabamos llorando. Para quitarnos los males, nos comimos unos pasteles de chocolate que enseguida nos devolvieron la alegría.

martes, 18 de septiembre de 2007

Operación Success, Hogar Dulce Hogar & Cura de Amor

1. Sentir un gran alivio de saber que la operación ha ido bien y que poco a poco me voy recuperando y ganando fuerzas.

2. La alegría de saber que puedes salir del hospital y continuar la recuperación en casa... qué bien se está en casa descansando, y librarse de la cama del hospital, de los olores a medicamento y a enfermedad, de las enfermeras que, aunque muy simpáticas, no paraban de entrar y salir de la habitación!

3. Estar acompañada de alguien especial y de personas que me quieren y me cuidan. Me siento la mujer más afortunada del mundo, a pesar del susto y el mal trago.

domingo, 9 de septiembre de 2007

Ausencias...

Una vez más, llevo días sin escribir. Las últimas dos semanas han sido una locura, no sólo con el trabajo pero sobretodo a nivel personal. Además, esta semana me he mudado de piso y lo tengo todo patas arriba.

En la próxima semana tampoco podré escribir nada ya que tengo que regresar al hospital mañana (por tercera vez!) para que me operen. Aunque no es una situación ideal, no es nada grave, o almenos no tan grave como la operación del 2004. Aún así, tendré que pasarme una semana o dos ingresada y unas cinco en casa de reposo... estoy algo nerviosa, la verdad, pero por suerte tengo a un hombre que me quiere con locura y me cuida, y a unos amigos maravillosos que se preocupan por mí. Mami, no te preocupes. Besos y hasta pronto!