lunes, 27 de noviembre de 2006

Uniquely Singapore


Hace días que tengo el blog algo abandonado. La verdad es que he estado muy liada y algo estresada con el trabajo y además estuve unos días que no me encontré bien. En parte fue un "trancazo" que pillé en el trabajo, donde tenemos el aire acondicionado a temperaturas de nevera - a veces creo que si guardáramos los yogures y la leche en la oficina se nos mantendrían frescos! - y en parte creo que simplemente llevaba un agotamiento físico y mental general, ya que llevo semanas trabajando largas horas y el cuerpo, tarde o temprano, se resiente.

Pero no quiero sonar negativa, ya que la parte mejor de la semana pasada fue un viaje a Singapur por cosas de trabajo. Bueno, no dejó de ser un viaje de trabajo y me pasé la mayor parte del tiempo encerrada en el hotel reunida, pero siempre es agradable salir de la rutina y hacer algo diferente.

Ya comenté en mi blog Tres Cosas Hermosas que una de las cosas que más me choca al llegar a Singapur, es la gran eficacia y eficiencia del país. No quiero entrar en estereotipos ni comparaciones odiosas, pero es inevitable. Malasia es un país maravilloso, pero no es un país que luzca por su eficiencia. Por eso, cuando se pasa la frontera al pequeñito país vecino que es Singapur (está a sólo 50 minutos de avión desde Kuala Lumpur, y a 4 horas en coche), el hecho de que "todo funciona" es lo que más llama la atención. Nada más llegar te encuentras de cara con la organización del aeropuerto, la eficiencia de las colas de inmigración, la rapidez con la que salen las maletas, las colas ordenadas de los taxis, el hecho de que puedes pagar el taxi con tarjeta de crédito... no se puede evitar, lo primero que piensas es "qué bien funciona este país!".

De los días que pasé en Singapur no os puedo contar gran cosa, ya que, como os decía, sólo pasé tres días en unas reuniones. Pero me lo pasé bien. Lo primero, fue agradable ver a compañeros a los que hacía tiempo que no veía, compañeros que hacen el mismo trabajo que yo, en mi misma organización, pero en otros países en la región, como Singapur, Tailandia, Korea, Japón, Indonesia, Taiwá, Australia o Nueva Zelanda.

Las reuniones fueron bien, adelantamos faena pero siempre manteniendo el buen sentido del humor. Es importante y valoro mucho poder trabajar con compañeros que mantienen siempre el buen humor. La verdad es que nos reímos mucho.

El Lunes por la noche fuimos a un restaurante que se llama Indochine, a la orilla del río y con unas vistas fantásticas de la ciudad. Pero lo mejor del mini viaje a Singapur fue la visita del Martes por la noche con tres de mis compañeros al Night Safari (Safari Nocturno). Hace unos años ya había ido a este Safari en una de mis visitas a Singapur y me apetecía mucho volver. El Safari Nocturno es como un Zoológico, pero que sólo abre por las noches. El Safari se puede recorrer en un trenecito, con una visita guiada donde te van explicando todos los detalles, o a pie, por los caminitos en medio de la flora tropical. El safari es precioso, y realmente te sientes como si estuvieras en medio de un rain forest, donde puedes ver y oir a los animales, oler la vegetación y pasear en la oscuridad de la noche. Vimos todo tipo de animales, desde girafas, hasta rinocerontes, elefantes, hienas, serpientes, ciervos, tigres, leones y leopardos. Una de las partes que más me gustó fue una de las jaulas gigantes por las que pasas caminando y puedes ver a los muerciélagos gigantes. Nunca había visto unos murciélagos tan grandes y tan cerca! La verdad es que me impresionó mucho y el safari me encantó... me lo pasé bomba!

Fue un viaje corto y en el que trabajamos mucho, pero fue como un pequeño oasis en medio de la rutina de cada día. Perdonadme por no contaros más cosas sobre la cultura o la historia de Singapore, pero a veces las cosas más simples como una visita al zoológico, son las que dan más satisfacción. No hay nada mejor que sentirse niña de nuevo, aunque sólo sea por una noche.

1 comentario:

  1. ¡FELIZ NAVIDAD Y FELIZ AÑO! (ya decía yo que tu cara me resultaba familiar: eres Louise Brooks rediviva)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por "Tres Cosas Hermosas" y dejarnos un comentario!